PICASSO

RETABLO
m
m
m
m
m
     

 

Retablo del Niño Torero.

“el se duele en sus sentimientos mas profundos
de querer ser torero y nosotros, junto con
sus compañeros solícitos también nos dolemos.”

Comentario.

A cualquiera le puede parecer, en una primera mirada a la escena de esta fotografía, que hubo oportunidad y rapidez en el fotógrafo en la toma de esta imagen, y sin embargo no es exactamente así, - todo es más lento de lo que parece. Solo necesitas comprender un poco el comportamiento claro del joven toro que no sabe mentir y el comportamiento inocente del joven torero que tampoco sabe hacerlo, para prever el resultado y una situación como esta.

A partir de ahí, acompañar la escena con el sentimiento de algo que ya has visto antes y dejar que la cámara se encargue de dejarnos caer el momento en las manos.

Más comentario:

Imposible, y aun más sin tener el oficio de escribir, de poder explicar lo que un aficionado ya veterano en años siente y piensa en presencia de estos niños-hombres aspirantes a toreros. Desde el momento de mirarles el rostro y el gesto en la foto de salida para más adelante, ya en el callejón observarlos a hurtadillas y tratar de adivinar que Don interior tendrán estos “pequeños dioses” que les permita convertirse en “dioses mayores” el día de mañana.

Ya digo, muy difícil de explicar lo que uno siente, pero si se pueden hacer un par preguntas.

Cuales de estos aspirantes, por los que apostamos en su día conseguirá llegar arriba o porqué se quedará en el camino.

Qué fuerza tiene en la conciencia intima del ser humano el enfrentamiento del hombre contra la fiera, para que el toreo sufra la cantidad de atropellos que cometemos con el cada día y todavía resista y reclame participación.