PICASSO

HOMBRES DE PLATA
m
m
m
m
m
m m
m



 

Alvarito López “Azuquita”

Lo conocimos siendo un niño y hoy lo miramos con el orgullo de verlo en hombre y en torero.

No pudo el desaliento con el, en una de esas tantas historias de soñar con la fama.

Lo pensó poco Álvaro, sabia de la dificultad del sueño, y su amor por estar cerca del toro, no le hizo dudar un momento.

Hoy ya es un gran profesional de plata, y sufre el dolor de las carnes abiertas.

Una cornada muy grande, como jamás vimos, en tantos años de ir y venir por esos pueblos de Dios.

Volverá y volveremos todos, hombres de luces, cirujanos de hechos urgentes, vendedores de fotos, con este pan nuestro de cada día, adonde el Toro nos lleve.

Suerte Torero