no podía con su alma