y saludó en Sevilla que no es poco