a la espera de romper de una vez