pero el toro se diluyó con la lluvia