en una tarde que fue suya