Ir a

Fechas con nuevas entradas

octubre 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Carteles de la discordia en Sevilla

Carteles de la discordia en Sevilla.

La mañana en el salón de actos de la Maestranza ha sido de pena, penita pena, como casi siempre,  pero este año un poco más con la presentación de  unos  carteles de discordia en el que los toreros y  empresarios resultaran más perdedores que incluso los propios aficionados. Estos últimos no podrán ver  a sus toreros favoritos en su propio pueblo,  pero ancha es la TV y ya los veremos en otras partes del país y a mucho mejor precio.

Ya que esto va de capa caída me parece bien que se tiren los trastos a la cabeza, no está mal que se acabe de una jodida vez esa entente silenciosa que siempre existió detrás de las bambalinas taurinas.  Por lo menos nos enteraremos más detalladamente de cuál era la enfermedad del paciente aunque este se muera.

Lo que nos contó la empresa.

Respecto a José Tomás: 

Nos relatan los cuñados sus intentos y contactos para conseguir que José Tomás viniese a Sevilla, todo un culebrón parecido a la temporada pasada en el cual tratan de “demostrar” que JT no quiere torear en Sevilla de ninguna manera.

Cuando Ramón Valencia termina de contar la historia la conclusión que un servidor saca, entendiendo entre líneas, es que José Tomas no quiere torear con ellos.

Sobre el Juli: Otra historieta para no dormir.

Para empezar aclaran, eso sí, que cuando llaman al Juli para torear en Sevilla es cuando ya les ha fallado JT  y después de hablar con Morante, Manzanares, Luque, Castella y  Ponce (y posiblemente  Cayetano porque tiene el mismo apoderado que Morante, añado yo)  o sea en sexto lugar para el que en mi opinión fue el verdadero triunfador de la Feria 2010 y 2011.

Marcha atrás rápidamente y le dicen que no, que no está cerrado El Domingo RR, que lo pueden poner y  otras tardes tal y cual. Pero ya es tarde el Juli los tiene gordos y además nos los necesita para su carrera, se cierra en banda y mi conclusión es la misma de antes que no quiere torear con ellos.

Sobre Perera: 

Poco que contar tenia don Eduardo sobre este torero, que no lo había llamado y punto. Que son opciones del empresario hacerlo y no hacerlo y de todas formas el torero nos lo había llamado a ellos ¡¡¡  Por lo visto hay que ofrecer la mercancía en la puerta, Pagés no va a comprar a ninguna parte, si por ejemplo las gambas de Huelva no vienen  a Pagés,  los clientes de este se quedan sin ellas, así de simple.

Sobre Curro Díaz:

No me acuerdo la verdad sea dicha, pero de otra nana seguro que se trataba.  A Curro se le ha cogido aprecio en Sevilla, él lo sabe, y si como es lógico cuando hay interés por un toreo pidió la barbaridad de dos tardes (obsérvese la cantidad y calidad de los toreros que torean más de una tarde y ya me dirán) pues se sin ninguna ni él ni nosotros. Ya van mil veces que Sevilla, con las entradas más caras de España, no consigue lo que le gusta porque al empresario no lo viene bien o mejor dicho no gana bastante.

Sobre Ponce:

Aquí las cosas parece que están en orden ¡¡ Según Canorea, el llamo a Ponce y este le dijo que asuntos familiares, ganas de descansar y que no se le apetecía entrenar duro para estar en forma en Sevilla le hacían quedarse en casa con los suyos.

 

Finalmente:

Finalmente la memoria de un servidor, que aunque mala, algunas cosas imprecisas se me quedan en el magín y  después sirve de referencia para sacar opiniones.

Roberto Domínguez  ya las paso canutas con la empresa Pagés en su día. Desde siempre es  modus-operandis de Pagés (y de otros también) de que si un torero triunfa fuerte, es de afuera, fuera de control, y la próxima Feria les puede poner entre la espada y la pared se le ningunea o se monta un drama y como los toreros saben que es mejor callar, pues eso es lo que hay.

Yo no había visto en mi vida a un torero llorar en el callejón como aquél día de Roberto Domínguez, no me acuerdo de que año. Lloraba desconsolado como un niño de que  le robaran una Puerta del Príncipe. Una oreja cortó en cada toro y tres vueltas al ruedo le obligó dar el público en cada uno, seguida de la consiguiente bronca monumental al mandado de turno que estuviese en el palco.

Se fue con Fernando Cepeda  uno de los mejores capotes que ha tenido Sevilla y no se le dio ni la mitad de las oportunidades que a otros más dóciles. Cepeda es un señor con dignidad y cultura, que antes de verse postergado, prefirió de irse a tiempo de no hacer el ridículo como tantos otros.

Estos son los mimbres  antiguos de parte de estos carteles,  los más recientes son: la exclusión del  Juli hace algunas temporada después de haber quedado triunfador de la feria anterior y la de Perera absolutamente ídem de ídem hace bien poco.

 Continuará

 

Leave a Reply