Ir a

Fechas con nuevas entradas

septiembre 2019
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Yo si creo que es mas que un arte.

Yo sin embargo si creo que es un arte. Un arte efímero que se desarrolla y acaba en un tiempo predeterminado, y nunca es igual una situación a la otra.

El que sepa lo que es una “performance” en las artes plásticas, musicales y sobre todo escénicas, sabe de lo que hablo, y el que no, que mire los castillos y obras de arte en la arena de la playa.

Pero también creo que  hay algo más dentro de la persona humana que hace que el toreo o mejor dicho el toro habite en nuestro interior.

Es el enfrentamiento de la vida y la muerte representada en el toro, donde es el torero, quien haciendo de sacerdote, de una misa voluntaria, se enfrenta a la muerte en nombre de todos nosotros, en el intento, aunque parezca mentira, de hacernos un poquito mejor.

Nosotros los espectadores somos los poderdantes, los que autorizan la misa en unas determinadas condiciones de riesgo, asumido y obligatorio, nosotros somos los ofrendantes, los que pagamos la parte alícuota de la ofrenda, que es el toro, con la compra del boleto, y nosotros damos la absolución  o el castigo, en tiempo real, en uno o quizás el único ejercicio de democracia directa que queda en el mundo.

El toro sufre, indudablemente sufre, pero esta ahí precisamente porque nosotros quisimos que existiera, por eso y para eso, ¿esto es crueldad? pues posiblemente lo sea, pero es una crueldad antigua, de muchos siglos,  que  forma parte de la humanidad y no es precisamente tan cruel como otras muchas que se cometen contra la propia especie.  Hipócrates tambien está en la historia de la civilización.

Yo no me siento cruel en absoluto y defiendo el toreo, pero tengo claro al mismo tiempo, que al sistema económico,  globalizador, dominante, e uniformante, que nos dirige, no le interesan estas manifestaciones genuinas de individualismo, (porque el toreo es individualidad proyectada desde un individuo hacia todos los presentes) y aún menos, esta forma de ejercer la democracia en esta misa, decidiendo lo bueno o malo tan directamente.

Todo esto,  al sistema no le gusta, le va mucho mejor con el fútbol, que son banderías y uniformes.

Paco Díaz

Leave a Reply