Ir a

Fechas con nuevas entradas

agosto 2017
L M X J V S D
« abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Nuestro Angel de la Guarda (ll)

 

NUESTRO ANGEL DE LA GUARDA, DE LA SONRISA CONGELADA.

Esta es nuestra muy querida Delegada de Gobierno de la Junta de Andalucía, responsable de seguridad en la provincia de  Sevilla, y responsable por lo tanto de los espectaculos taurinos en cuanto a la seguridad y cumplimiento de la legalidad en los mismos.

Doña Carmen Tovar Rodríguez, que en un principio pudo haber sido un referente para mejorar la Fiesta en esta plaza de la Maestranza, de tanta trascendencia y ejemplo en todo el orbe taurino, ha venido (Dios mediante denominación a dedo)  a tratar de rematar la faena de acabar  con un prestigio que entre los Maestrantes y la empresa Pagés se esforzaban arduamente  en tirar al suelo, una temporada tras otra. 

La historia de Tovar en sus andaduras por el mundo taurino es larga a pesar del poco tiempo dedicado a ello y las podemos encontrar  ampliamente  detalladas en el Portal Sevilla Taurina, http://www.sevillataurina.com/ que es el único medio  sevillano, que hace un seguimiento de los excesos de la Delegada.

Doña Carmen Tovar comienza su misión, en plan killer a sueldo, por ningunear y puentear al Don  Juan Murillo que era el presidente con más tiempo de servicio en la plaza, y que tiene ganado un merecido prestigio de buen presidente adquirido entre los aficionados sevillanos después de sus 30 años de honrado trabajo. Murillo era el único en estos momentos importantes de la Fiesta que había conseguido tal nivel de autoridad que podía acotar desmanes en los corrales, controlar la seguridad ciudadana en el coso y  premiar con trofeos justos a los toreros, al margen de cualquier circunstancia o intereses comerciales.

Esta es lo única manera de mejorar la Fiesta desde dentro: esperar  de  ir ganando autoridad  para usarla positivamente. En mi opinión, estrictamente personal, creo que Juan Murillo había adquirido demasiado peso independiente dentro del tinglado taurino y les sobraba a todos, maestrantes, autoridades y empresario.

Continuamos:

Dimitió Murillo y nos quedamos sin su garantía y patrimonio de conocimientos; al principio no entendimos bien el porqué de esta dimisión, pero  ahora visto lo visto, empezamos a tenerlo algo mas claro.

Doña Carmen había nombrado,  sin cortarse un ápice, a un nuevo presidente, amigo personal suyo  y  como ella ex alcalde del pueblo de ambos. Al pronto sorpresa, pero rápidamente averiguamos sus meritos y experiencia, NINGUNOS, no había presidido antes ni una triste novillada sin caballos en cualquier plaza portátil de la provincia, currículo en blanco y pasa casi directo al palco de la Muy Real Maestranza de Caballería, ahí es nada. Lógicamente el presidente necesita asesores y nuestro ángel le proporciona en la parte artística, a un fotógrafo de cofradías religiosas, también vecino del susodicho pueblo y  también amigo personal, en detrimento de tantos buenos ex profesionales del toreo como hay en Sevilla.

(De hecho en Sevilla tenemos de todo, incluso fotógrafos exclusivamente taurinos que además se han puesto delante del toro)

Ambos amigos ya habían sido anteriormente premiados cada uno con una calle a su nombre en el pueblo, actuando doña Carmen de  alcaldesa, más amor y amistad imposible.

Nos faltaba un asesor veterinario y tampoco lo duda la señora Delegada, se salta a la torera la lista que le ofrece el Colegio de Veterinarios y escoge el ultimo, o casi, de la fila: eso sí es amigo de la familia, concretamente es  yerno del jefe de “su”  presidente.

Finalmente para rizar el rizo de su incapacidad legislativa y de favoritismo a la empresa, le cede a esta el derecho para  decidir quienes son los redactores y medios,  fotógrafos incluidos, que pueden acceder al callejón. Decisión totalmente en contra de los principios democráticos más simples y decisión por demás única en Andalucía.

Es en este momento de abandono de sus funciones en la defensa de la pluralidad  de información democrática  cuando Doña Carmen comete su último ¿error programado?, con el Portal Sevilla Taurina.

La empresa les retira los pases, (prohibido criticar) que ya tenían de años anteriores,  primero al redactor y después al fotógrafo y ella se lava las manos como Poncio Pilatos, en la excusa totalmente inaceptable de que la empresa es libre de extender pases a quien le parezca oportuno.

Y hasta aquí  eso es todo desde el punto de la administración político-legislativa de sus funciones.

(CONTINUARÁ)

——————————————————————————————————–

Leave a Reply