TEMPORADA
2006 SEVILLA

TEMPORADA
2005 SEVILLA

                 


Tarde despejada pero calurosa (lleno en un 80%)
Toros de Hnos. García Jiménez con presencia pero nada dentro, malos, mansos sin asomo de casta alguna
Se sustituyó el quinto por uno de Zalduendo que también se quiso rajar pero Castella lo aprovechó cortándole la oreja.

Rivera Ordóñez, silencio, silencio
Sebastián Castella ovación, oreja
César Jiménez, silencio, silencio



1
Rivera Ordónez


2
a portagayola



3
pero sin posibilidades con sus dos toros



4
César Jiménez




5
Le brindó este afarolado al Maestro Padilla que estaba en el callejón. Tampoco tuvo opción con sus toros

6
Sebastián Castella

7
la tarde fue suya dentro de lo que había



8
se ajustó



9
y se gustó


10
con calidad



11
con el pitón debajo de la femoral



12
como a mi me gusta el toreo puro


13
es la hora


14
y el momento


15
de Sebastián Castella

Corrida infumable de los Hnos. y demás familiares de García Jiménez.

El presidente Sr. Pulido mandó cambiar con buen criterio el quinto toro, sabiendo que los sobreros eran de otra ganadería y que peor no podían ser.

Castella convenció de entrada con el manso declarado que le tocó en primer lugar y no le cortó la oreja por poco.

En su segundo - de Zalduendo - estuvo impresionante, además de convencernos nos asustó. Cortó una merecida oreja.

Así es el toreo de impresión y miedo, y si además de entrega se hace con gusto y arte pues mejor que mejor.

Pero primero cojones, segundo técnica e inteligencia y tercero de colofón y si es posible arte. En este caso Castella reúne las tres cosas.