Domingo 4 de Mayo
Novillos de "Peralta"


PEPE MORAL
RUBÉN PINAR
JOSÉ CARLOS VENEGAS



TEMPORADA
2008 SEVILLA

TEMPORADA
2005 SEVILLA

 
FUERA DE ABONO
 

NOVILLADA 5 DE MAYO

Más de media plaza en tarde soleada y casi veraniega. Novillos de Peralta 1º-2º-3º y 4º.
Por la mañana se rechazaron de esta ganaderia otros cuatro por mal presentados.
Tres del Conde de la Maza 5º-6º y 6º bis. Bien presentados y con dificultades tanto unos como otros . Peor los de Peralta.

Pepe Moral, silencio y silencio
Ruben Pinar, oreja y vuelta
Jose Carlos Venegas, silencio y palmas.


1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20


21
Se nos va el tiempo

Pues eso es lo que le pasa por ejemplo a Pepe Moral. Que está preparado para pasar al escalafón de matadores y ya empieza a repetirse en el ruedo esperando que le salga un novillo que lo vuelva a relanzar. Ya no arriesga como al principio, ya esta más a la expectativa de otras circunstancias, mientras, el tiempo va pasando.
Su primer novillo era malo sin paliativos pero el tampoco estuvo a la altura, no lo intentó con la capa, basó todo en la derecha sin siquiera probar con la izquierda, y lo mató mal sin entregarse.
En el segundo la misma historia, mal toro, planteamiento voluntarioso y mal resultado con la espada.
Este muchacho, o se vuelve a rementalizar, o toma la alternativa mañana mismo.

Todo lo anterior vale perfectamente para José Carlos Venegas también, de acuerdo que no tuvo buenos novillos, de acuerdo que deja los pies en el sitio, pero también es verdad que no hemos visto ningún cambio en el en los últimos dos años. Tuvo un segundo novillo exigente y con chispa pero noble en grado sumo y no lo entendió en absoluto. Parece que fue ayer, pero ya hace tres años, que quedó triunfador de las novilladas sin caballos en esta misma plaza.

Rubén Pinar hace tiempo que suena y hoy sorprendió gratamente a los que no le conocían. Sus novillos no fueron mejores ni peores que los de sus compañeros y sin embargo cortó una oreja y estuvo a punto de cortar otra si no falla al descabello.
Peleó sus dos oponentes con la voluntad imprescindible de querer ser, tuvo cabeza y oficio y por ello fue el triunfador de la tarde.

Lo lleva un veterano en esto de los apoderamientos de novilleros con futuro – Santiago López- y no creo que deje que se le pase el arroz.

Paco Díaz