Viernes 15 de Agosto
Toros del Conde de la Maza
Luis de Pauloba
Antonio Fernández Pineda
César Girón


TEMPORADA
2008 SEVILLA

TEMPORADA
2005 SEVILLA

 
FUERA DE ABONO
 


Tarde veraniega de suave brisa fresca. Un tercio de entrada.

Toros del Conde de la Maza bien presentados. Mansos y con genio, los mejores
el tercero y el quinto.

Luis de Pauloba, silencio y silencio.
Antonio Fernández Pineda, silencio y palmas.
Cesar Giron, vuelta al ruedo y silencio.

 


1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11


Tal y como se esperaba

Esto de vaticinar y acertar nfaliblemente, que tal o cual corrida va a ser un fracaso anunciado, es purito veneno para la fiesta del toro.
Tal y como está de decadente el toreo actual –vayan quienes vayan- si le quitamos ese mínimo de optimismo de que siempre puede ocurrir algo interesante e incluso emocionante, entonces digo yo que mejor será de irse-yendo que diría aquel, con la musica a otra parte.

Los toros del Conde no es que fueran tan malos, de hecho el tercero fue aprovechado por Girón y de no ser por la espada le corta una oreja segura.

Lo que ocurre es que este es un encaste que atesora emoción, pero difícil de lidiar y necesita de manos seguras y expertas. Hoy con alguna figura del momento hubiese sido otra corrida.

De Luis de Pauloba, en sus horas más bajas, no hay nada que reseñar como no fuese su falta de confianza y seguridad. Que si, que le tocaron los mas difíciles, pero que no, que el ya no está para estos trotes.

Fernandez Pineda no se podrá quejar en el futuro de que en su tierra no se le dieron oportunidades. Ha tenido a veces mala suerte pero tambien es verdad que se le han ido toros que eran importantes para su carrera. Su segundo, quinto de hoy , tenia dentro de si grandes posibilidades, pero exijía que se las sacaran, a base de seguridad y arrojo.

Me dice un experto, que si, que el toro servía pero para otro torero, que ese tipo de toro no era para Pineda. Pero hombre ¿que tiene que coincidir que sea bueno y de su estilo? Y que más ¿que el torero tenga su dia?.

Se nos pasa el tiempo en una eterna espera.

César Girón, con algo mas de decisión, aprovechó el primero suyo y no cortó oreja por la espada. Su segundo, un mulo cabezón e imposible.

Como la vez anterior que toreó en esta plaza deja una buena impresión, pero ojo, no mejor. Esperamos y deseamos que no esté cerca de su techo y a la proxima rompa con fuerza.