Domingo 18 de Mayo
Novillos de
"El Torreón "
PEDRO CARRERO
ERNESTO JAVIER "CALITA"
SALVADOR BARBERÁN


TEMPORADA
2008 SEVILLA

TEMPORADA
2005 SEVILLA

 
FUERA DE ABONO
 

Meteo: Tarde de clima “de todo un poco” con nublado, sol, algo de paraguas, templada y fría y viento muy molesto en los dos primeros toros. Entrada de dos tercios del aforo.
Novillos del Torreón, propiedad del matador Cesar Rincón y pura procedencia de J.P Domeq. Bien presentados y de buen comportamiento principalmente el segundo y quinto de Barberá y exceptuando el sexto del Calita


Pedro Carrero de Madrid, silencio y silencio.
Salvador Barberán, silencio y oreja con fuerte petición de la segunda , dos vueltas al ruedo en esta oreja.
Ernesto Tapia “El Calita”, silencio y leves palmas.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15
MISCELANIA

16

17

18

19

20

De chispas y chispazos

Hubo algunas gotas de lluvia esta tarde y faltó esa chispa de bravo en los novillos.
Ganado de aceptable presentación y en línea comercial de nobleza en la embestida a los cual les faltaba ese algo de mas glóbulos rojos en la sangre que transmitiese emoción a los tendidos.

Pedro Carrasco es un joven veterano de Madrid ya estuvo aquí hace un par de años y tiene corte de estilista fino, en realidad los tres novilleros de la tarde eran del mismo corte. Con su primero no se pudo valorar ni a el ni al novillo por culpa de un ventarrón inoportuno, en su segundo, un novillo ni malo ni bueno, pero que estuvo por encima de el y exceptuando algunos lances con la muleta de buen concepto, el chaval se fue de Sevilla mas con lo perdido que con lo puesto.

Saltamos el turno Ernesto Javier “El Calita” que iba de tercero y nos encontramos con un torero, hijo de torero, también fino de estilo y conceptos, al cual le toco el peor lote pero no tanto como para no haber dicho algo mas. Es joven y está verde, como disculpa, pero esta tarde pasó por esta oportunidad sin pena ni gloria.

Y por ultimo Salvador Barberán el triunfador de la tarde. Apoderado por, y supongo que discípulo, del matador retirado José Luís Galloso.

No terminó de creérselo en su primero pues están tan acostumbrados a torear chatarra bovina por esas plazas de Dios, que cuando les sale un novillo bueno así de primeras les coge desprevenidos. Lo toreó muy bien, pero muy rápido, lo mató mal y a la última, y posiblemente esa podría haber sido su primera oreja.

El segundo fue “un dulce de JP” noble, fijo, franco de hechuras al embestir, repetidor incansable, hojaldre puro. Ya digo, si hubiese tenido un poco más de glóbulos podría haber sido de vuelta al ruedo.
Lo toreó Salvador como los ángeles con el capote y con la muleta en las dos manos todo por abajo y buen gusto. Lances de auténtica categoría. Todavía en mi opinión un pelín acelerado pero esto es muy lógico porque una vez que te sale un novillo de estas características los toreros tratan de sacar todo su bagaje taurómaco y no dejarse nada en el tintero.

Consiguió Salvador volver a arrancar la banda de música por segunda vez en la faena, cosa que no sucede casi nunca, y también consiguió que los tendidos más cercanos a la faena y a la presidencia viesen parte de la misma puestos de pie, cosa que tampoco ocurre con frecuencia.

La presidenta Doña Anabel Moreno solo concedió una oreja a pesar de la fuerte petición de la segunda y por lo tanto mal como ya viene siendo habitual en ella. No caben aquí excusas indirectas, una vez eliminados discretamente los dos inútiles que la asesoraban el día de la segunda oreja de Pepín Liria, hoy tenia a su lado dos buenos y curtidos veteranos.

Nos atreveremos en el Blog de esta pagina de escribir y denunciar el daño que se le esta haciendo al toreo en Sevilla.
Son los políticos tuteladores y medradores, amen de otros peligros colaterales Maestrantes, mucho más negativos para el toreo, que la clásica culpa –que la hay- de empresarios y ganaderos.

Barberán se fue con lágrimas en los ojos y un servidor se apunta al no callar y a tirar las fotos si hace falta desde debajo del reloj.

Paco Díaz