Domingo 5 de Octubre
Novillos de D. Tomas Prieto
de la Cal
ALBERTO GÓMEZ
MIGUEL ANGEL SÁNCHEZ
JUAN CARLOS CABELLO

TEMPORADA
2008 SEVILLA

TEMPORADA
2005 SEVILLA

 
FUERA DE ABONO
 

Meteo: Tarde subtropical (que es hacia donde vamos) o sea de calor veraniego después de lluvias mas bien tormentosas. Un tercio de aforo, y de ellos la mitad turistas americanos y la otra mitad familia y amigos de los toreros.

Novillos de Prieto de la Cal de excelente de presencia física pero sin fuerzas, corazón, ni clase en la embestida.

Alberto Gómez, silencio y silencio en esta su tierra.
Miguel Ángel Sánchez de Cádiz, palmas y vuelta al ruedo por su cuenta y la de sus paisanos.
Miguel Ángel Cabello, no se quedó atrás y dio sendas vueltas.

TODOS LOS NOVILLOS FUERON MALOS.
El peor lote el Alberto Gómez pero de todas formas se le vio muy verde para esta ocasión.
El novillero más preparado fué sin lugar a dudas Juan Carlos Cabello y Miguel Ángel Sánchez quedó en la incógnita.


1

2

3

4

5

6

 
7
 

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19
Reseña del ganado Manolo Montero

PRIETO DE LA CAL

Ganadería formada con reses del antiguo encaste Veragua y que habita en Andalucía en la provincia de Huelva, finca “La Ruiza”.
Se caracterizan por su variedad de capas y pelos predominando los “jaboneros”, “melocotón”, “berrendos” etc.
En líneas generales de muy buena presencia, pero sin estilo de embestir, (no humillaban) y muy baja de bravura. Con muchos kilos, fué más bien una corrida de toros, en la misma tónica que todas las que se lidian de esta ganadería.

1º) de 476 kilos, pelo jabonero, no muy sobrado de fuerzas, se picó traserito, dejándose hacer, pero sin entregarse. Esperó en banderillas por los dos pitones y en la muleta no duró ni una sola tanda. Muy parado, (amagó con echarse,). Alberto Gómez no pudo hacer más que matarlo.

2º) de 477, de pelo berrendo, con poco cuello embestía con la cabeza alta y sin entregarse, se quedó corto en el capote. También se picó trasero. Esperaba en banderillas y en la muleta tenia poco recorrido, la cara alta, defendiéndose, cabezazos, y un no pasar que lo hizo imposible. Lo mató con habilidad Miguel Ángel Sánchez de una estocada casi entera.

3º) de pelo jabonero claro, salió suelto de capotes y se cayó varias veces, se dejó pegar en el caballo, sin entregarse y saliendo también suelto. En el quite de Gómez se desplazó un poco, pero sin codicia. Brindis al publico, cite en la media distancia y parecía poder valer, pero embestía protestando y a cabezazos, intentando sorprender al toreo. Juan Carlos trató de hacer las cosas bien y lo mató de una gran estocada en los medios que dio con el toro en los suelos sin puntilla. (Una de las mejores estocadas de la temporada).

4º) de 495, pelo negro. Sin raza y descastado. Este novillo más bien topaba que embestía en el capote, con la cara alta. Embistió sin emplearse al caballo haciendo sonar el estribo del picador.
Un tercio de banderillas difícil, parándose y cortando a los toreros. En la muleta la misma tónica de sus hermanos. Se quedó corto en la primera tanda terminando por echarse vergonzosamente al suelo. Habilidosamente media estocada de Gómez que fue suficiente.

5º) de 497 negro, cortito de cuerna pero con el trapio de un señor toro. Miguel Ángel a porta gayola, el toro hace amago de pararse y el torero sale muy deslucido del lance.
El primer puyazo lo tomo del picador de reserva en la puerta de cuadrillas y con la cara alta.
En banderillas fue pronto pero acostándose por el lado izdo, defecto que se confirmó en los primeros muletazos. Los muletazos por el lado derecho los tomó bien, aunque con la cabeza un poco alta. Quizás en otras manos más experimentadas, -si se hubiese cruzado más- hubiese tenido algo de posibilidades.
Dejándose la mano atrás, lo mató mal al cuarto intento.

6º) de 498 negro. En el recibo con el capote, apretaba hacia las tablas (síntoma de falta de bravura), cortaba el viaje buscando al torero y este tuvo que ganarle los medios a base de jugar las piernas.
Empezó de muleta en los medios y en redondo, sin preámbulos, evidenciando el toro su poca fuerza su poca raza de bravo y sin clase en la embestida.

Mucha mas pena que gloria en los novillos de hoy, donde lo novilleros, poco placeados, hicieron lo que pudieron, que fue matarlos, que no es poco.