Domingo 8 de Junio
Novillos de Villamarta

SALVADOR BARBERÁN
MARIO AGUILAR
MIGUEL TENDERO


TEMPORADA
2008 SEVILLA

TEMPORADA
2005 SEVILLA

 
FUERA DE ABONO
 

Tarde agradable de verano con rachas de viento fresco. 60% de aforo o sea el abono.

Novillos de Villamarta de presencia aceptable y faltos de fuerza y raza como de costumbre. Los tres primeros mejores que los tres siguientes.

Salvador Barberán, palmas y algún pito
Mario Aguilar, saludos y silencio
Miguel Tendero, saludo y saludo

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16



17

18

19

20
MISCELANEA DE COLORES

21

22

23

24

Todo al revés, tenemos mala suerte este año y además no me creo nada.
 

Al revés el orden de salida de los novillos de hoy. Quiero decir que los tres primeros fueron mejores que los tres segundos y que como acostumbra a suceder los novilleros salen a la Maestranza, preconcebidos, agarrotados y sin alegría, en sus primeroas toros. No aprovecharon sus primeros y que cuando quisieron arrear un poco en el otro ya no tenían material para hacer meritos.
Con el orden de salida al revés quizás la novillada de hoy podría haber sido otra.

Salvador Barberán devolvió hoy la segunda oreja que en verdad debieron de concederle la novillada anterior. Estuvo muy compuesto de figura pero frío en su quehacer en el primero, un novillo potable que se le fué por exceso de confianza o conformismo. En el segundo ya fue más malo y donde un torero de este corte artístico poco tiene que decir. Tanto es así que escuchó pitos de impaciencia del respetable.

Mario Aguilar, mexicano de Aguascalientes. Fue lo mejorcito de la tarde pero sin romper moldes.
Es interesante traer toreros de otras latitudes, para alterar la espesa monotonía de los de aquí. Y contra más incontaminado mejor. Este no estaba limpio del todo pues en algunas cosas se le notaba que esta practicando con frecuencia por aquí, o bien, puedeo equivocarme, que la televisión masifica más de lo que parece.

Estuvo un tanto lento en su primero, seguramente para aliviarse de la tensión y no cometer errores, pero el novillo era bueno, el mejor de la corrida. Se le fue lamentablemente. Estuvo con ganas de ser, fue variado en los quites y dejó buen sabor para el segundo. El segundo era malo sin paliativos, descompuesto, manso y flojo. Cuando se quiso jugar la moneda ya era tarde. De todas formas estaba en todo su derecho de forzar en sus arrimones finales, donde a pesar de los tontitos de siempre “del arte exquisito y poco riesgo” consiguió arrancar palmas con su exposición y voluntad.

Miguel Tendero. No me creo nada de Madrid como no lo vea. Inclusive J.T.
Venía Miguel con la credencial de puerta grande de Madrid y yo la verdad no le encontré nada especial. El estilo es el de todos, sin diferenciar, pero con el oficio un tanto aprendido: que es cuando se creen o le hacen creer que ya casi está rematado, siendo la realidad que todavía le falta un buen trecho.
En su primero se le fue porque no lo vio claro en ningún momento, y con una faena hecha a su medida y no la del toro, consiguió saludar en este. En su segundo de peor condición estuvo voluntarioso y nada mas. Impaciencia de nuevo del público y silencio.

Presidencia.

Estuvo bien acortando algunos tercios de banderillas debidos a las fuerzas del ganado y sin mayores problemas hasta llegar al sexto.

En este, un novillo con problemas de coordinación y falta de fuerza en los cuartos traseros, lo mantuvo el presidente cabezudamente en la plaza hasta el final, a pesar de las repetidas protestas del publico.

Milagros de la vida o enorme vista la del presidente y el asesor veterinario. Al novillo se le fueron pasando muy lentamente sus defectos terminando embistiendo mejor justo en los tres últimos pases antes de entrar a matar.

De todas formas la suerte ya estaba echada, posiblemente lo que quedaba en corrales era aun peor y para que prolongar el sufrimiento de unos y otros.

Para mi que la temporada está gafada, (veo tuertos por todas la calles), y lo que se avecina se espera caluroso y soporífero.

Un servidor podría coger el MotorHome e irse a ver lo mejorcito que se de por el resto de la Península y Francia, pero la profesionalidad nos mantendrá en el puesto contra viento y marea.

Paco Díaz